Local view for "http://purl.org/linkedpolitics/eu/plenary/2006-06-13-Speech-2-189"

PredicateValue (sorted: none)
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:spokenAs
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@et5
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@sl19
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@mt15
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@cs1
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@sk18
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@lt14
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@pl16
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@hu11
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Hr. formand! Tunesien er et nøgleland i Euro-Middelhavs-processen. Det kan ses ved, at landet har haft en associeringsaftale siden 1998 og en handlingsplan siden 2005 og ved, at landets parlament har siddet i formandsstolen for Euro-Middelhavs-forsamlingen de seneste par måneder. Netop derfor er det, der sker i dette land i forbindelse med krænkelser af menneskerettigheder, endnu mere alvorligt. Som svar til hr. Busuttil, der sagde, at vi giver Tunesien for meget opmærksomhed, vil jeg sige, at vi ikke kan tillade os at efterlade en ven som et umuligt tilfælde, og derfor bliver vi nødt til at udarbejde lige så mange beslutninger, der er nødvendige. Vi må ikke lade de tunesiske myndigheder tro, at vi, ligegyldigt hvor meget vi taler om krænkelser af menneskerettighederne, på et tidspunkt vil blive trætte og tie stille. Det ville være unfair over for Euro-Middelhavs-processen og unfair over for den tunesiske befolkning og unfair over for os selv. Det, at Tunesien handler forkert, retfærdiggør ikke, at andre gør det samme. Hr. formand! Det er det politiske problem, vi står over for. Euro-Middelhavs-processen er en succes, men der er mindst ét område, hvor vi endnu ikke har nået vores mål, og det er, at respekt for menneskerettighederne skal være en politisk norm i alle de lande, der er involveret i denne proces. Det, der er sket i Tunesien, er det seneste eksempel, men det bliver desværre ikke det sidste. Derfor vil jeg opfordre de tunesiske myndigheder til at være et eksempel på en verdslig og demokratisk stat, der udviser respekt for menneskerettighederne, og holde op med at være et eksempel på en verdslig stat, der ikke respekterer menneskerettighederne, og de forstår udmærket godt, hvad jeg mener med det."@da2
lpv:translated text
"Arvoisa puhemies, Tunisia on keskeisessä asemassa Euro–Välimeri-prosessissa. Tästä osoituksena on vuodesta 1998 alkaen ollut voimassa assosiaatiosopimus ja vuodesta 2005 toimintasuunnitelma. Tunisia on toiminut pari viime kuukautta Euro–Välimeri-alueen parlamentaarisen edustajakokouksen puheenjohtajana. Juuri tämä tekee valtion ihmisoikeusrikkomuksista vieläkin vakavampia. Vastauksena jäsen Busuttilille, jonka mukaan me käytämme liikaa aikaa Tunisiaan, totean, ettemme voi hylätä ystävää mahdottomana tapauksena, joten meidän on laadittava niin monta päätöslauselmaa kuin tarvitaan. Emme saa antaa Tunisian viranomaisten luulla, että vaikka puhuisimme kuinka paljon ihmisoikeusrikkomuksista, väsymme lopulta ja vaikenemme. Se olisi epäreilua Euro–Välimeri-prosessin kannalta, se olisi epäreilua Tunisian kansaa kohtaan ja se olisi epäreilua meidän itsemme kannalta. Se, että Tunisia toimii rumasti ei anna oikeutusta muiden rumalle käytökselle. Arvoisa puhemies, tämä on kohtaamamme poliittinen ongelma. Euro–Välimeri-prosessi on menestys, mutta on edelleen olemassa ainakin yksi asia, jossa emme ole saavuttaneet tavoitettamme, nimittäin se, että ihmisoikeuksien kunnioittamisen on oltava sääntö kaikkien prosessiin osallistuvien valtioiden politiikassa. Tunisian tapahtumat ovat viimeisin esimerkki, mutta valitettavasti eivät viimeinen. Kehotan näin ollen Tunisian viranomaisia tarkastelemaan asiaa siltä kannalta, että siitä tulisi malliesimerkki maallisesta ja demokraattisesta valtiosta, joka kunnioittaa ihmisoikeuksia, ja se lakkaisi olemasta malliesimerkki maallisesta valtiosta, joka ei kunnioita ihmisoikeuksia, ja he ymmärtävät kyllä täysin, mitä tarkoitan tällä."@fi7
lpv:translated text
"Mijnheer de Voorzitter, Tunesië is een sleutelland in het Euro-mediterrane proces. Dat is zelfs in die mate zo dat het al een associatieovereenkomst heeft sinds 1998, dat het een actieplan heeft sinds 2005 en dat het parlement van Tunesië zelfs sinds enkele maanden de Euro-mediterrane Parlementaire Vergadering voorzit. Dat maakt wat er in dat land gebeurt op het gebied van schending van mensenrechten alleen maar ernstiger. Ik zou de heer Busuttil willen antwoorden op zijn opmerking dat we te veel aandacht besteden aan Tunesië, dat wat we in ieder geval niet kunnen doen het in de steek laten van een bevriend land is omdat het zich onmogelijk gedraagt, en daarom moeten we zoveel resoluties opstellen als nodig is. Zodat de Tunesische autoriteiten niet tot de overtuiging komen dat we, ook al wijzen we nog zo vaak op de schendingen van de mensenrechten, daar op een gegeven moment moe van zullen worden en verder onze mond zullen houden. We zouden het Euro-mediterrane proces onrecht aandoen, we zouden het Tunesische volk onrecht aandoen en we zouden onszelf onrecht aandoen als we dat zouden doen. Het feit dat Tunesië zich slecht gedraagt, betekent nog niet dat anderen zich ook slecht moeten gedragen. En dat is het politieke probleem, mijnheer de Voorzitter, dat op tafel ligt. Het Euro-mediterrane proces is een succes, maar er is tenminste één gebied waarop we de doelstelling nog niet gerealiseerd hebben, en dat is dat de mensenrechten algemeen geaccepteerd worden in de politieke situatie van alle landen die deelnemen aan dat proces. Wat er in Tunesië is gebeurd is het meest recente voorbeeld, maar het zal zeker niet het allerlaatste zijn, helaas. Daarom wil ik de Tunesische autoriteiten oproepen om goed na te denken of ze niet een voorbeeld willen worden van een seculiere en democratische staat die de mensenrechten respecteert, in plaats van een voorbeeld van een seculiere staat die de mensenrechten niet respecteert, en dan begrijpen zij heel goed wat ik bedoel."@nl3
lpv:translated text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y éste es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@lv13
lpv:unclassifiedMetadata
lpv:translated text
"Herr talman! Tunisien är ett nyckelland i Europa–Medelhavsprocessen. Detta visas av att landet har haft ett associeringsavtal sedan 1998 och en handlingsplan sedan 2005 och att dess parlament har lett församlingen för Europa–Medelhavsområdet de senaste månaderna. Det är just detta som gör att det som händer i landet på människorättsområdet blir än allvarligare. Som svar till Simon Busuttil, när han säger att vi använder för mycket tid för Tunisien, vill jag säga, att vad vi inte kan göra är att överge en vän som anses vara ett hopplöst fall, och vi kommer därför att vara tvungna att producera så många resolutioner som krävs. Vi får inte låta de tunisiska myndigheterna tro att vi trots allt vårt tal om kränkningar av de mänskliga rättigheterna kommer att tröttna och hålla tyst. Detta skulle vara orätt mot Europa–Medelhavsprocessen, det skulle vara orätt mot det tunisiska folket och det skulle vara orätt mot oss själva. Att Tunisien handlar illa får inte rättfärdiga för andra att också handla illa. Detta är det politiska problem som vi står inför, herr talman. Europa–Medelhavsprocessen är en framgång, men det finns åtminstone en fråga där vi ännu inte har nått vårt mål och det är att respekten för de mänskliga rättigheterna ska vara normen för politiken i alla de länder som är inbegripna i denna process. Det som hänt i Tunisien är det senaste exemplet, men det kommer tyvärr inte att vara det sista. Jag vill därför uppmana de tunisiska myndigheterna att sträva efter att bli en förebild som en sekulär och demokratisk stat som respekterar de mänskliga rättigheterna och att sluta vara en avbild av en sekulär stat som inte respekterar de mänskliga rättigheterna, och de förstår mycket väl vad jag menar med detta."@sv21
lpv:translated text
"Κύριε Πρόεδρε, η Τυνησία είναι μια χώρα κλειδί στην Ευρωμεσογειακή διαδικασία. Αυτό αποδεικνύεται από το γεγονός ότι έχει μια Συμφωνία Σύνδεσης από το 1998 και ένα σχέδιο δράσης από το 2005 και ότι το Κοινοβούλιό της προήδρευε της Ευρωμεσογειακής Συνέλευσης τους τελευταίους δύο μήνες. Αυτό ακριβώς καθιστά τα πράγματα που συμβαίνουν σε αυτή την χώρα όσον αφορά τις παραβιάσεις των ανθρωπίνων δικαιωμάτων ακόμη πιο σοβαρά. Απαντώντας στον κ. Busuttil, όταν λέει ότι αφιερώνουμε πάρα πολύ χρόνο στην Τυνησία, θα του έλεγα ότι αυτό που δεν μπορούμε να κάνουμε είναι να εγκαταλείψουμε έναν φίλο ως χαμένη υπόθεση και επομένως θα πρέπει να παρουσιάσουμε όσο περισσότερα ψηφίσματα χρειάζονται. Δεν πρέπει να επιτρέψουμε στις αρχές της Τυνησίας να πιστέψουν ότι, όσο και αν μιλάμε για τις παραβιάσεις των ανθρωπίνων δικαιωμάτων, θα κουραστούμε τελικά και θα σωπάσουμε. Αυτό θα ήταν άδικο για την ευρωμεσογειακή διαδικασία, θα ήταν άδικο για τον λαό της Τυνησίας και θα ήταν άδικο και για εμάς τους ίδιους. Το γεγονός ότι η Τυνησία ενεργεί άσχημα, δεν μπορεί να χρησιμεύει ως δικαιολογία για άλλους που ενεργούν επίσης άσχημα. Αυτό είναι το πολιτικό πρόβλημα που αντιμετωπίζουμε, κύριε Πρόεδρε. Η Ευρωμεσογειακή διαδικασία είναι μια επιτυχία, αλλά υπάρχει τουλάχιστον ένα θέμα σε σχέση με το οποίο δεν έχουμε επιτύχει ακόμη τον στόχο μας και αυτό είναι ότι ο σεβασμός των ανθρωπίνων δικαιωμάτων πρέπει να είναι ο κανόνας στις πολιτικές όλων των χωρών που συμμετέχουν σε αυτή τη διαδικασία. Αυτό που συνέβη στην Τυνησία είναι το πιο πρόσφατο παράδειγμα, αλλά δεν θα είναι το τελευταίο, δυστυχώς. Επομένως καλώ τις αρχές της Τυνησίας να επιδιώξουν να γίνουν ένα πρότυπο λαϊκού και δημοκρατικού κράτους που σέβεται τα ανθρώπινα δικαιώματα και να σταματήσουν να είναι ένα παράδειγμα λαϊκού κράτους που δεν σέβεται τα ανθρώπινα δικαιώματα, και κατανοούν απόλυτα τι εννοώ μ’ αυτό."@el10
lpv:translated text
"Senhor Presidente, a Tunísia é um país-chave no Processo Euromediterrânico. Isso é demonstrado pelo facto de esse país já ter um Acordo de Associação com UE desde 1998 e um plano de acção desde 2005, e de o seu Parlamento ter presidido à Assembleia Parlamentar Euromediterrânica durante os últimos meses. É precisamente isso que torna ainda mais grave o que está a acontecer naquele país no que se prende com violações dos direitos humanos. Respondendo ao senhor deputado Busuttil, quando afirma que gastamos demasiado tempo com a Tunísia, diria que o que não podemos fazer é abandonar um amigo como um caso impossível e que teremos, pois, de produzir tantas resoluções quantas forem necessárias. Não podemos deixar que as autoridades tunisinas julguem que, por muito insistirmos na questão das violações dos direitos humanos, acabaremos por cansar-nos e ficar calados. Isso seria injusto face ao Processo Euromediterrânico, seria injusto face ao povo tunisino e seria também injusto face a nós próprios. O facto de a Tunísia proceder mal não justifica que outros também procedam mal. É esse o problema político que enfrentamos, Senhor Presidente O Processo Euromediterrânico é um êxito, mas há pelo menos uma questão relativamente à qual ainda não conseguimos alcançar o nosso objectivo, nomeadamente que os direitos humanos sejam a norma nas políticas de todos os países envolvidos neste Processo. Aquilo que aconteceu na Tunísia é o exemplo mais recente, mas não será o último, infelizmente. Convidaria, pois, as autoridades tunisinas a pensarem em tornar-se um modelo de um Estado secular e democrático que respeita os direitos humanos, e a deixarem de ser um modelo de um Estado secular que não respeita os direitos humanos – e as autoridades tunisinas percebem muitíssimo bem o que eu pretendo dizer com isto."@pt17
lpv:spoken text
"Señor Presidente, en efecto, Túnez es un país clave en el proceso euromediterráneo. Tanto lo es que tiene un Acuerdo de asociación desde 1998, tiene un plan de acción desde 2005, e incluso su Parlamento preside desde hace un par de meses la Asamblea Parlamentaria Euromediterránea. Precisamente por eso es todavía más grave lo que está ocurriendo en ese país en cuanto a violación de derechos humanos. Yo le contestaría al señor Busuttil, cuando afirmaba que nos dedicamos demasiado a Túnez, que lo que no podemos hacer es dejar por imposible a un amigo y, por lo tanto, tendremos que elaborar cuantas resoluciones sean menester para ello. Que las autoridades tunecinas no lleguen al convencimiento de que, por mucho insistir en las violaciones de los derechos humanos, nos van a cansar y nos callaremos. Seríamos injustos con el proceso euromediterráneo, seríamos injustos con el pueblo tunecino y seríamos injustos con nosotros mismos si así lo hiciéramos. Que Túnez lo haga mal, no justifica que otros también lo hagan mal. Y este es el problema político, señor Presidente, que tenemos encima de la mesa. El proceso euromediterráneo es un éxito, pero hay al menos una cuestión en la que todavía no hemos conseguido el objetivo, y es que los derechos humanos sean moneda de curso común en la situación política de todos los países de ese proceso. Lo que ha ocurrido en Túnez es el último ejemplo, pero no será el último de los últimos, lamentablemente. Por eso yo llamaría a las autoridades tunecinas a que piensen en ser un ejemplo de Estado laico y democrático, respetuoso con los derechos humanos y dejen de ser un ejemplo de Estado laico y no respetuoso con los derechos humanos, y ellas entienden bien lo que les quiero decir."@es20
lpv:translated text
"Herr Präsident! Tunesien nimmt im euromediterranen Prozess eine Schlüsselstellung ein. Davon zeugt die Tatsache, dass das Land seit 1998 ein Assoziationsabkommen und seit 2005 einen Aktionsplan besitzt und dass sein Parlament in den letzten Monaten den Vorsitz der Versammlung Europa-Mittelmeer innehatte. Gerade deshalb wiegen die Ereignisse in diesem Land im Zusammenhang mit den Verletzungen der Menschenrechte noch schwerer. Als Antwort auf die Äußerungen von Herrn Busuttil, dass wir Tunesien zu viel Zeit widmen, möchte ich sagen, dass wir uns auf keinen Fall von einem Freund als einem unmöglichen Fall abwenden dürfen und wir deshalb so viele Entschließungen erarbeiten müssen, wie notwendig sind. Wir dürfen nicht zulassen, dass die tunesischen Behörden glauben, wir würden zwar viel über Menschenrechtsverletzungen sprechen, aber letztendlich doch dieser Probleme überdrüssig werden und schweigen. Das wäre unehrlich gegenüber dem Europa-Mittelmeer-Prozess, es wäre unfair gegenüber dem tunesischen Volk und gegenüber uns selbst. Die Tatsache, dass Tunesien falsch handelt, darf keine Rechtfertigung dafür sein, dass andere es auch tun. Dies ist das politische Problem, mit dem wir konfrontiert sind, Herr Präsident. Der Europa-Mittelmeer-Prozess ist ein Erfolg, doch zumindest in einer Frage haben wir unser Ziel noch nicht erreicht, dass nämlich die Achtung der Menschenrechte zur Norm in den Politikbereichen aller an diesem Prozess beteiligten Länder wird. Was sich in Tunesien ereignet hat, ist das jüngste Beispiel, aber es wird leider nicht das Letzte sein. Deshalb möchte ich die tunesischen Behörden aufrufen, danach zu streben, ein Beispiel eines weltlichen, demokratischen Staates zu werden, der die Menschenrechte achtet, und aufzuhören, ein Modell eines weltlichen Staates zu sein, der die Menschenrechte nicht respektiert. Man versteht dort ganz genau, was ich damit meine."@de9
lpv:translated text
"Mr President, Tunisia is a key country in the Euro-Mediterranean process. This is demonstrated by the fact that it has had an Association Agreement since 1998 and an action plan since 2005 and that its Parliament has presided over the Euro-Mediterranean Assembly for the last couple of months. That is precisely what makes the things happening in that country in terms of human rights violations even more serious. In reply to Mr Busuttil, when he says that we spend too much time on Tunisia, I would say that what we cannot do is abandon a friend as an impossible case and we will therefore have to produce as many resolutions as are needed. We must not allow the Tunisian authorities to believe that, however much we talk about human rights violations, we will get tired of it and shut up. That would be unfair to the Euro-Mediterranean process, it would be unfair to the Tunisian people and it would be unfair to ourselves. The fact that Tunisia acts badly cannot be allowed to justify others also acting badly. That is the political problem we are facing, Mr President. The Euro-Mediterranean process is a success, but there is at least one issue in relation to which we have not yet achieved our objective, and that is that respect for human rights should be the norm in the politics of all the countries involved in this process. What has happened in Tunisia is the latest example, but it will not be the last, unfortunately. I would therefore call upon the Tunisian authorities to think in terms of becoming a model of a secular and democratic State, that respects human rights, and to stop being a model of a secular State that does not respect human rights, and they understand perfectly well what I mean by that."@en4
lpv:translated text
"Signor Presidente, la Tunisia è un paese chiave nel processo euromediterraneo; lo dimostra il fatto che è legata all’Unione europea da un accordo di associazione già dal 1998 e da un piano d’azione dal 2005, e che negli scorsi mesi la presidenza dell’Assemblea euromediterranea è stata assunta dal parlamento tunisino. Proprio tale contesto rende ancora più grave quanto sta accadendo in Tunisia dal punto di vista delle violazioni dei diritti umani. All’osservazione dell’onorevole Busuttil sul fatto che dedichiamo troppo tempo a quel paese vorrei replicare dicendo che non possiamo abbandonare un amico al suo destino, e che pertanto dobbiamo approvare quante più risoluzioni possibile. Non possiamo permettere che le autorità tunisine pensino che, per quanto possiamo discutere di violazioni dei diritti umani, alla fine ci stuferemo e la smetteremo; ciò sarebbe ingiusto nei confronti del processo euromediterraneo, del popolo tunisino e di noi stessi. Il fatto che la Tunisia si comporti male non può essere preso a pretesto per giustificare il cattivo comportamento di altri paesi. Questo è, signor Presidente, il problema politico che abbiamo di fronte. Il processo euromediterraneo è un successo, ma almeno su un punto non ha ancora centrato l’obiettivo, non è cioè riuscito a fare in modo che il rispetto dei diritti umani costituisca la norma nella politica di tutti i paesi coinvolti nel processo. Quanto è successo in Tunisia è solo l’esempio più recente, ma purtroppo non sarà l’ultimo. Invito pertanto le autorità tunisine a ragionare in termini nuovi, nell’ottica di diventare un modello di Stato secolare e democratico, che rispetta i diritti umani, e di smetterla di essere un modello di Stato secolare che non rispetta i diritti umani – e le autorità tunisine sanno benissimo cosa intendo dire con questo."@it12
lpv:translated text
"Monsieur le Président, la Tunisie est un pays clé dans le processus euro-méditerranéen, comme le démontre le fait qu’elle a un accord d’association depuis 1998 et un plan d’action depuis 2005 et que son parlement préside depuis quelques mois l’Assemblée parlementaire euro-méditerranéenne. C’est précisément pour cela que les violations des droits de l’homme auxquelles nous assistons actuellement dans ce pays sont d’autant plus graves. En réponse à M. Busuttil, qui affirme que nous consacrons trop de temps à la Tunisie, je voudrais dire que nous ne pouvons pas laisser tomber un ami parce qu’il est dans une situation impossible et que nous élaborerons dès lors autant de résolutions que nécessaire. Nous ne devons pas permettre aux autorités tunisiennes de croire que, à force de parler des violations des droits de l’homme, nous finirons par nous lasser et par nous taire. Ce serait injuste pour le processus euro-méditerranéen, pour les citoyens tunisiens et pour nous-mêmes. Le fait que la Tunisie se comporte mal ne peut justifier que d’autres agissent de la même façon. Tel est le problème politique auquel nous sommes confrontés, Monsieur le Président. Le processus euro-méditerranéen est un succès, mais il y a au moins une question par rapport à laquelle nous n’avons pas encore atteint notre objectif, à savoir que le respect des droits de l’homme soit la norme en politique dans tous les pays participant à ce processus. Les événements qui se sont produits en Tunisie en sont l’exemple le plus récent, mais il y en aura malheureusement d’autres. Je voudrais dès lors demander aux autorités tunisiennes de réfléchir à l’idée de devenir un modèle d’État laïque et démocratique qui respecte les droits de l’homme, plutôt qu’un modèle d’État laïque qui bafoue ces droits. Elles savent parfaitement ce que je veux dire par là."@fr8
rdf:type
dcterms:Date
dcterms:Is Part Of
dcterms:Language
lpv:document identification number
"en.20060613.25.2-189"6
lpv:hasSubsequent
lpv:speaker

Named graphs describing this resource:

1http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Czech.ttl.gz
2http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Danish.ttl.gz
3http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Dutch.ttl.gz
4http://purl.org/linkedpolitics/rdf/English.ttl.gz
5http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Estonian.ttl.gz
6http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Events_and_structure.ttl.gz
7http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Finnish.ttl.gz
8http://purl.org/linkedpolitics/rdf/French.ttl.gz
9http://purl.org/linkedpolitics/rdf/German.ttl.gz
10http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Greek.ttl.gz
11http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Hungarian.ttl.gz
12http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Italian.ttl.gz
13http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Latvian.ttl.gz
14http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Lithuanian.ttl.gz
15http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Maltese.ttl.gz
16http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Polish.ttl.gz
17http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Portuguese.ttl.gz
18http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Slovak.ttl.gz
19http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Slovenian.ttl.gz
20http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Spanish.ttl.gz
21http://purl.org/linkedpolitics/rdf/Swedish.ttl.gz
22http://purl.org/linkedpolitics/rdf/spokenAs.ttl.gz

The resource appears as object in 2 triples

Context graph